Se hace camino al andar

A mí me trajo un pelicano de Galapagos

Que recuerde nunca creí -ni me hicieron creer- en esos mitos que dicen que a los niños los traen las cigüeñas de París, que las niñas nacen en las rosas y los niños en los repollos.
Pero una vez, ya adulto -si es que algún día lo sea-, me quedó claro que a mi me había traído un pelícano de las Galápagos.
Por eso se imaginarán la importancia que recobra para mí el viaje que pronto vamos a hacer alla.
***
Les voy a contar como fue que llegué a esa conclusión.
Aquí tienen el dibujo de mi pelícano que (...)

Últimos artículos

Inscribirse en este sitio

El espacio privado de este sitio está abierto, mediante una inscripción. Una vez registrado/a, puedes consultar los artículos en curso de redacción, proponer artículos y participar en todos los foros.

Identificadores personales

Indica aquí tu nombre y dirección de correo electrónico. Se te enviará de inmediato por correo electrónico tu identificador personal.